Imagen de un chip ARM

ARM

ARM es una arquitectura de procesadores pensada para un conjunto reducido de instrucciones. La primera ventaja que tiene esta arquitectura frente a la arquitectura X86 es una disminución de transistores, reduciendo los costes, el calor y la energía empleada para funcionar. La relativa simplicidad de los procesadores ARM los hacen ideales para aplicaciones de baja potencia, pudiendo encontrarlos actualmente en ordenadores, teléfonos móviles, routers, reproductores multimedia, videoconsolas y muchas cosas más.

Esta arquitectura fue creada por la compañía británica ARM Holdings en 1985, lanzando el primer ordenador personal con un procesador de este tipo en 1987. Actualmente las dos empresas mas grandes que montan estos procesadores son Qualcomm y Mediatek. La Raspberry Pi 3 cuenta con un procesador Broadcom BCM2837 con 4 nucleos ARM Cortex-A53 a 1.2 GHz.

 Licencia de ARM

Una de las particularidades de esta arquitectura reside en su licencia. ARM Holdings No tiene intención de fabricar sus propios chips. En vez de eso, licencian sus creaciones a otros fabricantes y son ellos los que fabrican los procesadores, proporcionando ingresos a los creadores de la arquitectura por usarla.

Diferencias con la arquitectura X86

La diferencia más importante y que hace que necesitemos sistemas operativos y aplicaciones preparadas para esta arquitectura de procesadores, es que la arquitectura X86 que se usan en nuestros ordenadores normales esta preparada para funcionar de forma diferente. La arquitectura X86 es una arquitectura con un conjunto de instrucciones complejas, lo que requiere de más energía para el procesador y más transistores.

Actualmente encontramos muchos sistemas operativos compatibles con la arquitectura ARM. Entre ellos están muchas distribuciones de Linux, Windows y Android. Además de encontrarse en la videoconsola Nintendo Switch.

Ventajas de usar ARM

El uso de esta arquitectura en muchos ámbitos se debe a sus ventajas frente a otras arquitecturas de procesadores. Una de las mas importantes es el consumo de energía. Muchos de los aparatos que usan ARM lo hacen porque buscan tener una vida más larga con baterías y gracias a esto tienen mas autonomía.

También tenemos que tener en cuenta la eficiencia. Al tener menos etapas de procesamiento se produce una perdida de rendimiento. Pero se compensa pudiendo trabajar con mas datos por instrucción, lo que hace que esa perdida de rendimiento no sea perceptible.

Otra de las ventajas de la arquitectura ARM es su coste. Al haber tanta competencia para fabricar procesadores con esta arquitectura, el precio de estos baja encontrando móviles y ordenadores con este procesador desde 50€.

Mas información: