WoA installer, instalar Windows 10 ARM en Raspberry Pi nunca ha sido tan fácil

Esta semana todo el mundo ha salido loco en la comunidad de Raspberry Pi. Al fin consiguen instalar un Windows 10 completo con una aplicación nueva. WoA installer dicen que se llama. Y consigues un Windows 10 funcional. Y es muy fácil. Pues vamos a investigar en este articulo un poco más a cerca de este milagro de la comunidad a ver cuantas de cosas son verdad, y cuantas mentira. 

WoA installer es un programa creado por SuperJMN para Windows 10 que te permite grabar en una tarjeta microSD un Windows 10 funcional para Raspberry Pi. El proceso para ello es sencillo, pero eso no quita que necesites de unas 3 horas desde que empiezas hasta que consigues ver el escritorio, si es que lo consigues. 

Windows 10 ARM en Raspberry Pi 

Lo primero que vamos a hacer es hablar de la posibilidad de instalar Windows 10 ARM en una Raspberry Pi. Yo mismo anuncié y probé ese Windows 10 en mi Raspberry Pi hace unos meses. El resultado era catastrófico, ya que era bastante complicado llegar al escritorio, y usarlo durante más de 5 minutos ni os cuento. 

Gracias a andreiw disponemos de 64-bit Tiano Core UEFI for the Raspberry Pi 3. Esto nos permite arrancar en modo UEFI en nuestra Raspberry Pi y usar cantidad de sistemas operativos ARM que solo funcionan con estas BIOS. Con esto conseguimos poder arrancar e instalar Windows 10, pero la falta de drivers lo hacen casi inservible. 

Ahora mismo contamos con unos drivers USB casi estables, con lo que podemos usar el teclado y el ratón durante mucho tiempo sin problemas. También contamos con drivers de sonido, de Ethernet y algunas cosas más, aunque no los drivers gráficos. Lo que hace que podamos llegar al escritorio, aunque seguimos teniendo problemas. 

El problema mayor llega con el rendimiento. Si usas una tarjeta microSD de las normales, el sistema es muy lento. Para conseguir un poco más de rendimiento deberás comprar una tarjeta microSD de alto rendimiento que permita una lectura/ escritura aleatoria más alta. Además, tenemos el procesador trabajando al 100% la mayoría del tiempo, con lo que nuestra Raspberry Pi se calentará hasta el punto de aparecer el icono de temperatura alta si no tenemos buenos disipadores en ella. 

Llega WoA installer, el salvador que simplifica la tarea de instalar Windows 10 en Raspberry Pi 

En este caso llegó. Porque WoA installer salió a mediados de julio del año pasado. Podemos encontrar en el Mega hilo de Windows 10 de TianoCore las primeras entradas por esas fechas. Su funcionamiento consiste en conseguir una imagen de Windows 10 ARM, los drivers de Raspberry Pi para ese Windows, y el solo se encarga de juntarlo todo y meterlo en una microSD para enchufar y probar. 

WoA installer no es el único proyecto de SuperJMN para hacer funcionar Windows 10 ARM en algún dispositivo que no esté preparado para ello. También ha creado WoA Deployer para poder instalar en un Lumia 950 ese mismo Windows. 

Aunque todo esto está muy bien, no solo tenemos que darle las gracias a todo el equipo de WoA installer por esta aplicación que nos ha hecho el proceso de instalar Windows 10 ARM en Raspberry Pi más fácil. Tambien hay que agradecer en primer lugar a andreiw por su TianoCore y a todos los programadores de drivers, que poco a poco están consiguiendo unos drivers estables para todos los componentes de la Raspberry Pi. 

Voy a usar WoA installer para instala Windows 10 ARM en mi Raspberry Pi ¿Con qué me voy a encontrar? 

Lo primero que tienes que hacer antes de ponerte al lio es echarle un vistazo al léeme de WoA installer para saber todos los pasos que tienes que seguir. Esta en inglés, aunque son pasos muy sencillos. Una vez tenemos todo en nuestra tarjeta microSD toca conectarla en nuestra Raspberry Pi y arrancarla. Y aquí es donde os voy a contar mi experiencia. 

Una vez salimos de la BIOS veremos que Windows está terminando su instalación y que es posible que arranque en cualquier momento. Después de unos 45 minutos parecía que quería arrancar el asistente para configurar Windows y empezar a usarlo, pero ahí empezó a darme pantallazos azules. Tocó configurar la BIOS para que el driver de la tarjeta microSD fuera diferente y pudiera llegar al asistente, y luego al escritorio. 

Ya vemos el escritorio ¿Y ahora qué?

¡Bien! Microsoft Edge se ve de fondo y parece que el ratón y el teclado responden, vamos a probar un video en YouTube. Aquí conectamos unos altavoces al mini jack de la Raspberry Pi, ya que el audio por HDMI no funciona y vamos a YouTube. Al pasar unos minutos consigue cargarme el video, pero a los dos segundos se cuelga el sistema entero y me toca reiniciar. 

Cuando reinicio miro el Administrador de tareas y veo que el uso del procesador y de disco están al 100% casi todo el tiempo, lo que no me anima mucho. Dejo la Raspberry Pi sin hacer nada y veo el icono del termómetro, lo que me preocupa un poco. El caso es que después de desinstalar unas cuantas cosas que creo innecesarias en Windows, vuelvo a probar YouTube. Esta vez sí, parece que no se va a colgar. Al pasar cosa de medio minuto empieza a escuchase el audio del video y en cosa de 10 segundos veo que Edge estaba intentado ponerlo en HD. El caso es que cada 2 o 3 segundos cargaba media imagen aun bajando la calidad del video, cuando no se congelaba. 

Mis conclusiones

Viendo todo esto he decidido esperar un par de meses más a ver cómo va avanzando Windows 10 en Raspberry Pi, con la esperanza de ver si WoA installer sigue funcionando como hasta ahora. 

Si aun así te interesa probar Windows 10 ARM en Raspberry Pi, dímelo y puedo preparar un tutorial para que puedas hacerlo de forma fácil y perdiendo solo una tarde, porque vas a estar 2 o 3 horas esperando a que se haga todo lo que se tiene que hacer. 

Mas información:

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.