Medición de la Temperatura de una Raspberry Pi 3B

Temperatura y Raspberry Pi ¿Qué debemos saber?

Todos hemos visto noticias de que la Raspberry Pi 4 se calienta demasiado. Incluso yo lo comento en mi análisis de la Raspberry Pi 4. Es un hecho que la temperatura de la Raspberry Pi es importante, pero ¿Hasta que punto es peligroso que se caliente demasiado? ¿Qué pasa cuando eso ocurre? ¿Cómo podemos solucionarlo?

Cuando compramos una Raspberry pi esta viene pelada. Únicamente nos llega la placa sin una caja con la que protegerla, sin disipadores para la temperatura y sin ni siquiera adaptador de corriente para poder darle energía. Una vez añadimos todos los complementos arrancamos nuestra Raspberry Pi y empieza a funcionar. Pero si estamos haciendo cosas que requieren de mucha potencia, a veces nos aparece un termómetro en la parte superior derecha de la pantalla Icono de temperatura alta en Raspberry Pi que indica que la temperatura de la Raspberry Pi es alta.

Si el termómetro aparece con la mitad rojo es porque la temperatura del procesador de la Raspberry Pi esta entre 80 y 85 grados centígrados. Si el termómetro es completamente rojo significa que el procesador esta a mas de 85 grados centígrados. Si ocurre eso debemos tomar medidas drásticas para reducir la temperatura si no queremos perder nuestra Raspberry Pi.

Escritorio de Raspbian mostrando el icono de temperatura alta

¿Qué ocurre cuando se calienta la Raspberry Pi?

Cuando Pasamos de los 80 grados, lo primero que vemos es el icono del termómetro. Además de ese termómetro, la Raspberry Pi baja la velocidad de los núcleos del procesador para tratar de controlar la temperatura. A ese fenómeno se le conoce como thermal throttling. Si aun así la temperatura no deja de subir, esta se bloquea forzándonos a reiniciarla para seguir trabajando. Si los bloqueos ocurren mucho podemos llegar a quedarnos sin procesador, dejando la Raspberry Pi inútil.

La verdad es que esto nos debe preocupar poco, ya que quitando que nos podamos quemar si tenemos la Raspberry Pi al descubierto y la toquemos mientras esta haciendo algo que tenga el procesador a tope, gracias a los mecanismos de control no suele dañarse. Aunque subiendo la temperatura mucho muchas veces al final si que nos la podemos cargar.

¿Cómo saber la temperatura de la Raspberry Pi?

Para conocer la temperatura de la Raspberry Pi tienes varias opciones. Aquí voy a dejar un par muy sencillas para que tengáis todo controlado.

La primera es ejecutar un sencillo comando en la terminal de Linux. Con este comando veremos la temperatura del procesador de la Raspberry Pi. El comando es el siguiente:

vcgencmd measure_temp
Terminal de Raspbian comprobando la temperatura

Usando un par de comandos más, podemos ver cada segundo la temperatura del procesador y la frecuencia en hercios de este. Para ello usaremos este comando en la terminal:

 watch -n 1 "vcgencmd measure_clock arm; vcgencmd measure_temp"
Terminal de Raspbian comprobando la temperatura y la frecuencia del procesador

Si lo que prefieres es tener una grafica en la barra de tareas donde puedas ver la temperatura, también es muy sencillo. Para ello vamos a un espacio en blanco de la barra de tareas y pulsamos ahí con el botón derecho del ratón. En el menú desplegable que nos aparece tenemos que ir a Añadir/Quitar elementos del panel. Una vez pinchamos se nos abre una ventana con todos los elementos de la barra de tareas. En esa ventana vamos a la pestaña de Miniaplicaciones y pulsamos en el botón Añadir. En la nueva ventana que nos aparece buscamos CPU Temperature Monitor y le damos a Añadir otra vez. Ahora veremos la grafica con la temperatura en la parte derecha de la barra de tareas. Si queremos moverla podemos seleccionarla y con los botones de Subir y Bajar podemos cambiar la posición de la misma.

Escritorio de Raspbian mostrando la grafica de la temperatura del procesador

¿Cómo reducir la temperatura de la Raspberry Pi?

Para reducir la temperatura de la Raspberry Pi podemos hacer lo mismo que con el procesador de nuestro ordenador. Instalando un disipador de calor bajaremos la temperatura de este. Y si lo combinamos con un ventilador, el resultado será mucho mejor.

Al instalarle un disipador conseguiremos que el calor generado por el procesador se reparta por una superficie mayor que esta en contacto con el aire. Gracias a esto conseguiremos una eliminación del calor más rápida del calor excedente. Cuanto más grande sea el disipador, más calor disipará, haciendo que el procesador esté mas frio.

Disipadores de calor para Raspberry Pi de GorillaPi

Disipador de calor totalmente compatible con Raspberry Pi 2/modelo B y Pi 3 CPU/SoC.
Conjunto completo de 3 piezas que incluye 2 disipadores de calor de aluminio y 1 de cobre.
Obtén una ventaja enorme de refrigeración para tu Raspberry Pi y evita el sobrecalentamiento de la CPU.

Imágenes adicionales

Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail

Precio: 5,99

Comprar ahora

Si no obtenemos buenos resultados podemos ir a por algo más potente. Colocando un ventilador en la parte superior aumentaremos el flujo de aire. De esta forma conseguiremos que el calor que genera la Raspberry Pi se disperse más rápido, consiguiendo también que baje la temperatura de la Raspberry Pi.

Estos ventiladores normalmente se alimentan con el puerto GPIO de la Raspberry Pi. La instalación es sencilla, pero debemos tener cuidado con los polos no sea que con una mala instalación la cortocircuitemos.

Caja azul con ventilador para Raspberry Pi de VICKSONGS

👾 Compatible con Raspberry Pi 4 Modelo B/B+ y Raspberry Pi 3/2 Modelo B/B+
👾 Ventilador de refrigeración autónomo, ultra silencioso, la potencia es DC 5V/0,16A
👾 La cubierta de material acrílico y la columna de cobre pueden proteger eficazmente la Raspberry Pi y, al mismo tiempo, pueden conectar fácilmente la interfaz y disipar el calor de manera efectiva.

Imágenes adicionales

Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail

Precio: 7,98

Comprar ahora

Para conseguir un mejor resultado todavía, podemos combinar ambas opciones. Con un disipador y un ventilador podemos bajar la temperatura hasta 20 grados. De esta forma alargaremos la vida de la Raspberry Pi y podremos usar todo su potencial sin ningún riesgo.

Caja transparente con ventilador y disipadores para Raspberry Pi de VSTON

Estuche acrílico transparente para Raspberry pi 3 B + / Pi 3 Modelo B / Pi 3 / Pi 2B (la placa Pi no está incluida)
Doble enfriamiento de su Raspberry Pi con ventilador silencioso y disipadores de calor de cobre para un mejor efecto de disipación del calor que los disipadores de aluminio normales
Los enchufes precisos alinean la carcasa para un fácil acceso a GPIO, HDMI, USB, tarjeta SD, puertos de fuente de alimentación

Imágenes adicionales

Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail Product Thumbnail

Precio:

Comprar ahora

Como conclusión a todo esto. Hay que decir que tener la Raspberry pi a una temperatura adecuada alargará su vida. Si no vamos a hacer un uso intensivo de esta con unos disipadores la tendremos siempre a buenas temperaturas, aunque no son necesarios. En cambio, si vamos a dedicarnos a usarla como reproductor multimedia de uso intensivo o como nuestra nueva videoconsola, nunca esta de mas un par de disipadores, y si es con un ventilador, mejor que mejor.

Más información:

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *